LOS LAICOS PARTICIPES DE UNA SESIÓN CAPITULAR

publicado en: Capítulo General | 0

El día 20 de julio de 2016, los laicos  vivimos un día muy especial, por primera vez hemos participado en una sesión capitular de las RR. Operarias Catequistas de Ntra. Sra. de los Dolores. Recibimos la invitación personal de la Madre Paula Caño a la cual todos respondimos con sumo gusto para ir a la reunión. Para ello días atrás nos reunimos todos los representantes de los grupos que conforman la FAMILIA MADRE JOSEFA CAMPOS, teníamos mucho que compartir y sobre todo que proponer a las HERMANAS en la reunión capitular para  buscar el bien común y el trabajar todos en una misma dirección.

La Hna. Pepa responsable de los laicos en la Congregación fue la encarga de preparar la reunión y tomar debida nota de las propuestas de los representantes de los grupos de la FAMILIA MADRE JOSEFA CAMPOS: Profesores, Colaboradores, Antigu@s Alumnos, Oratorio, Catequistas, Asociación Solidaria M. Josefa Campos, Amigos de Madre Josefa y por último Proyecto Niquia procedente de Picassent.

Los seglares nos sentimos plenamente escuchados y sobre todo  sabemos que las propuestas que dejamos para que las Hermanas Capitulares, estudien, valoren y den respuesta a las mismas han sido tomadas como asuntos vitales en este instante. Creemos y sentimos que es momento de la Pedagogía de la participación, de la confianza de promover y desarrollar actividades propuestas y trabajadas desde los seglares, pero por encima de todo lo más importante es vivir, trabajar la formación y el conocimiento en profundidad de la vida, la obra y el carisma de la Venerable Madre Josefa Campos.

DSC_0686_700x469

 

Creemos que es momento de sincronizar el reloj espiritual josefino, que nos ha convocado y unido para vivir nuestra fe en comunidad, en familia. Queremos trabajar codo con codo con las Hermanas, ellas son nuestras maestras en el carisma en el cual queremos profundizar y buscar las raíces que fueron las que movieron con la fuerza del Espíritu a Madre Josefa para ponerse en camino para llevar el pan de la Palabra a todos, pero de forma particular a los niños.

Damos las gracias a la Congregación por habernos abierto las puertas de par en par, de ser participes de una realidad, la vida del laico es un pulmón para la vida consagrada. He de decir que no había representantes de laicos de América Latina, no obstante, la Hna. Pepa en la introducción hecha nombró y explicó la vida de las comunidades de América Latina. Les hemos sentido muy cercanos y creemos que las propuestas presentadas por nosotros serán para el bien común de todos.

DSC_0705_700x469

Queremos colaborar y dar lo mejor de nosotros mismos como nos propone Madre Josefa Campos: » Amad mucho, muchísimo a Dios y pedid que todos los hombres del mundo le conozcan bien y le amen»