ORACIÓN DE LA SEMANA

ÚNETE A ORAR CON NOSOTROS:


Por todo el personal que está entregado en el ámbito sanitario. Por su dedicación, entrega y servicio a los demás. Para que vivan este momento de entrega máxima con pasión y compromiso ante la MISIÓN tan importante en el momento actual que nos toca vivir.

El libro de Samuel nos recuerda este domingo «Aquí estoy»


Madre Josefa Campos nos diría:

» Ánimo, vuestra clase de vida es para no dudar»

ORACIÓN DE LA SEMANA

ÚNETE A ORAR CON NOSOTROS:

Por todos los bautizados para que sigan viviendo y vivificando la gracia de ser y sentirse HIJOS DE DIOS por su gracia.

Oremos por los no bautizados, por los que no conocen a Dios, por todos aquellos que desde su libertad no han querido recibir la gracia del bautismo y reconocerse como hijos de Dios.

El Evangelio de este domingo nos recuerda el amor de Dios por cada uno de sus hijos: «Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco».

Madre Josefa Campos nos recordaría la alegría de ser y sentirse Hijos de Dios por el Bautismo: «Donde voy llevo la alegría conmigo» la alegría de sentirse hij@s del Dios vivo y verdadero.

A LOS LAICOS DE LA FMJC

Hola Familia.

Como miembro de la FMJC me permito la licencia de dirigirme a cada uno de los que os sentís parte viva de esta familia.

Parece que todos teníamos mucha prisa por arrancar la hoja del calendario y dar paso a este nuevo año que muchos ya han bautizado como el de la esperanza, sin embargo, de ayer a hoy nada ha cambiado.

Recordar aquí y ahora lo vivido durante el año pasado sería eterno, pero yo sí que quiero pediros que por unos instantes miremos atrás y demos gracias porque seguimos aquí, porque hemos podido compartir presencialmente o en la distancia alegrías y tristezas, esperanzas y amarguras, pese a todos ESTAMOS AQUÍ….SEGUIMOS AQUÍ.

Como FAMILIA MADRE JOSEFA CAMPOS tenemos una gran misión en estos momentos en que la fatiga emocional de muchos hermanos nuestros va haciendo mella en la vida.

Es la hora de hacer todo lo posible por los que nos rodean, por los que nos necesitan, es el momento de ser un instrumento en manos de Dios para los demás, y cuando las fuerzas fallen, y las debilidades humanas aparezcan en nuestra vida pedir las fuerzas para lo imposible.

Cada día es un don, cada día es un milagro, cada día es una dar gracias por poder seguir y como miembros de esta familia, que todos seamos uno en la fe, la esperanza y la caridad.

Es la hora de la misión, es la hora de ser testigos de la verdad.

Bendecido Año Nuevo para toda la FAMILIA MADRE JOSEFA CAMPOS.

M.R.S

ORACIÓN DE LA SEMANA

ÚNETE A ORAR CON NOSOTROS:

Al empezar este nuevo año queremos que nuestra primera oración sea por los NIÑOS, tan vinculados al ser, sentir y actuar de M. Josefa Campos y al Instituto de Operarias Catequistas.

El momento actual no nos permite quedarnos impasibles, en cada niño hay un santo, un genio, un tesoro. Todos tenemos la gran misión de hacer de cada niña, de cada niño personas que elijan libremente lo que quieren ser, libres y felices para sentir y sobre todo para amar de verdad.

Padres, educadores, catequistas, todos en definitiva tenemos la gran misión de llevar a nuestros niños adelante, pero surge la gran pregunta: ¿y los niños que nada tienen y a nadie tienen? no todos los niños tienen las mismas posibilidades, no todos los niños tienen los mismos derechos, no todos los niños viven y conocen el significado de la palabra LIBERTAD, VERDAD, JUSTICIA, DIGNIDAD e incluso no conocen el verdadero AMOR. ¿Qué hacemos por esos niños? ¿Qué podemos cambiar?

S. Pablo en la carta a los Efesios nos dice:

«para que comprendáis cuál es la esperanza a la que os llama»

M. Josefa Campos nos dejó esa frase que resuena en el corazón de todos nosotros y que ella llevó a la práctica hasta el extremo:   

«YO POR LOS NIÑOS LO DOY TODO»

                                 Zona de los archivos adjuntos

ORACIÓN DE LA SEMANA

ÚNETE A ORAR CON NOSOTROS:

Por nuestras FAMILIAS, por la realidad de cada una de ellas.
Hoy, también queremos orar por todas aquellas personas que forman parte de nuestra vida y las queremos como familia propia (amigos, vecinos, compañeros de trabajo….) todas esas personas que sufrimos con ellas y nos alegramos con ellas. POR TODOS AQUELLOS QUE SON FAMILIA Y SENTIMOS COMO FAMILIA HOY ELEVAMOS NUESTRA PLEGARIA.


En la lectura de S. Pablo a los Colosenses nos invita a ser AMOR:

» EL AMOR, ES EL VÍNCULO DE LA UNIDAD PERFECTA»

M. Josefa Campos nos diría:
«Haré todo lo posible y pediré fuerzas para lo imposible».

Muchas veces en las FAMILIAS hay que hacer hasta lo imposible para que sigan unidas, por todos los que están distantes para que no dejen pasar el tiempo para volver a empezar.

ORACIÓN DE LA SEMANA

ÚNETE A ORAR CON NOSOTROS.

Por todas esas personas que sufren cualquier tipo de discapacidad, por todas y cada una de sus realidades.

Tengamos muy presentes a sus familiares que día a día están compartiendo, acompañando y dando lo que cada uno tiene.

Por sus cuidadores que tan gran labor realizan.

El salmo de ese domingo nos recuerda que «La misericordia y la fidelidad se encuentran.

«Madre Josefa Campos nos diría: «actuad siempre con caridad, que esta virtud presida todos vuestros actos»

ORACIÓN DE LA SEMANA

ÚNETE A ORAR CON NOSOTROS

Oramos por las personas que han perdido la ESPERANZA, que se sienten cansadas y abandonadas. Personas que sienten que lo han perdido todo.

Es momento de pedir por las personas desesperanzadas para que nuestra oración y presencia sea una luz como la que hemos encendido hoy en la primera vela de la corona de Adviento.

Por eso el evangelio de este domingo nos invita a ¡¡VELAD!! para ver a Dios en todos y en todo.


M. Josefa Campos nos diría:

«El mundo nos deja, pero tú Señor, no nos dejarás».

CURSO NUEVO, “SUEÑOS” NUEVOS

Lema para el curso 2020/2021: “EL ESPÍRITU DE JESÚS DESPIERTA EL CORAZÓN Y NOS PONE EN CAMINO”

Puede parecer contradictorio el título de esta entrada con el lema presentado para este nuevo curso tan peculiar que hemos comenzado hace poco: “Sueños”/“Despierta”. Pero, como iremos viendo a lo largo del mismo, no lo es en absoluto.

Hay que tener sueños para ponerse en camino, pero no vivir de ensoñaciones. Los sueños, en la Biblia, siempre aparecen como mensajes de Dios. Mensajes que, casi siempre, conllevan una tarea, un encargo, una misión.

Por eso, comenzamos este curso, a pesar de las situaciones dolorosas que nos está tocando vivir, con gran entusiasmo, a semejanza de nuestro Dios que, al pensarnos, se entusiasmó y por eso nos creó. Nos y os invitamos a compartir lo que soñamos para nuestra revitalización personal, familiar, institucional, carismática, eclesial, para el mundo en que el Creador nos ha sembrado y la naturaleza que ha puesto al servicio y al amoroso cuidado de toda la Humanidad, no para que acaparemos sus bienes unos pocos o la expoliemos y destruyamos.

Os iremos haciendo llegar las actividades que se programen para trabajar en este crecimiento y revitalización integral de todos y de todo, así como los medios por los que podremos compartir nuestros “sueños despiertos”. Porque es tarea de cada persona y grupo trabajar y aportar ideas para irlos haciendo realidad. Que el Espíritu de Jesús nos ilumine y caldee en corazón; que María, nuestra Madre, que hoy recordamos como Virgen del Rosario, nos ayude a vivir los misterios de la vida de su Hijo y que el ejemplo e intercesión de Madre Josefa Campos nos estimulen y ayuden a hacer realidad el Sueño amoroso del Padre para nosotros y para todo lo creado.

Un abrazo fraterno, en unión de oraciones.

Hna. M. Ángeles Sanz, O. C.

M. Josefa Campos 70 años con el padre

A mis hermanas Operarias Catequistas.

30 de junio de 2020

Raramente cuando han pasado setenta años del tránsito de una persona a la casa del Padre nos acordamos, sencillamente porque no queda mucha gente detrás que haga memoria de su partida. Solo aquellas personas que han pasado por la vida dejando una huella y un legado imborrable perduran en la memoria y en la historia.

No cabe duda de que Madre Josefa Campos está viva en la historia, en la vida y en la memoria de sus hijas Operarias Catequistas y también en muchas personas que con el tiempo han ido conociendo y profundizando en el carisma que ella fielmente nos legó, para seguir un camino cargado de vida, de esperanza y de infinita confianza puesta en Dios.

Las palabras de alguien que la conoció y reconoció sus dones, que vio como daba vida a la voluntad de Dios con su Obra son la mayor prueba de que M. Josefa nació, vivió y murió a esta vida para vivir con Jesús porque ese sí que era su verdadero cielo.

“No estéis tristes, pues tenéis una santa en el cielo que os ayudará más que os ayudaba desde aquí. Estad atentas y pensad en todos los actos qué es lo que ella hacía, cómo lo hacía y con qué espíritu. Obrad en consecuencia y estad seguras que la Obra ganará y crecerá como no tenéis idea ni podéis imaginar. El Señor os bendiga”.

Las palabras dirigidas por D. Marcelino Olaechea a las Operarias Catequistas son el fiel reflejo de haber conocido a una persona que hizo de toda su vida un camino de santidad, consciente que el legado dejado a sus hijas iba a dar fruto y fruto en abundancia.

Hoy, es un día muy especial para el Instituto, pero también para todos los que de alguna manera nos sentimos parte de este ser y sentir, es un día en el cual nos invita a calzarnos las sandalias peregrinas por el sendero de la vida y como María, como M. Josefa ponernos en camino para seguir haciendo presente a Cristo en medio de los hombres. Es el momento de decir a todos me encanta mi heredad.  M. Josefa en su testamento nos da la clave espiritual: la oración, por todo y por todos y eso sí que desde nuestras realidades es posible. Hoy en mi oración solo pido que el Instituto viva nutrido de la fe, la esperanza y la caridad, y sobre todo viviendo de la raíz para que camine con Jesús y así arda el corazón de cada Operaria Catequista, de cada miembro de la Familia Madre Josefa Campos y podamos decir como Madre Josefa “Hice Señor, lo que entendí ser tu voluntad y con el único fin de agradarte”.

Hermanas, feliz día, que Madre Josefa desde el cielo siga intercediendo por esta Obra que es de Dios y que ha dejado en manos de cada una de las Operaria Catequista para que sigan escondidas brillando únicamente por la humildad.

Que Dios las bendiga. Fraternalmente, M.R.S.

Agradecemos a todos los que habéis colaborado intensamente en la elaboración de este vídeo
Operarias Catequistas